Turismo y ecología

Turismo y ecología

coche-electrico

Muchos pensarán que qué tiene que ver el turismo con la ecología. Pues tiene mucho que ver, porque no todo va a ser siempre ir a la playa y tirarse todo el día tumbado en una toalla tostándose al sol y poniéndose hasta arriba de chucherías y bebidas. A algunas personas les gusta el turismo ecológico, por ejemplo visitar selvas, descender por ríos, etc., es decir, perderse en la naturaleza.

Y la verdad es que es un buen turismo, donde poder tener aventuras y tal vez no descansar, sino acabar cada día cansado por toda la actividad en la naturaleza que se ha tenido. Y no es malo, al revés, es algo bueno conocer nuestro ecosistema, cambiar la cerveza de los chiringuitos por infusiones de hierbas raras, y desayunar fruta. Quizá eso nos ayude a tener una dieta más equilibrada, y además de eso conocer los tipos de árboles, los animales, las flores que tenemos alrededor, poder disfrutar de las vistas y ser uno con la naturaleza.

Además de todo eso, un poco de deporte no hace daño a nadie, y pasear por el campo montado en un caballo o descender por un río en canoa, son cosas que seguro pocas veces podremos hacer.

Tal vez este año, cuando estemos mirando dónde ir de vacaciones, seamos de los que hagan algo bueno y disfrutemos de lo que la naturaleza nos puede dar.

Sin Comentarios

Deja tu comentario


*